Blogia

cuaderno de religión

La reverencia

Mientras Bolt era solo un cachorro, humillaba su postura en cuanto pasaba por delante el temible Hulk, sin que nadie se lo hubiera enseñado. Para mi sorpresa, al cabo de los meses, fue el propio Hulk quien hizo la reverencia: Bolt ya era un soberbio perro adulto, el más poderoso de la urbanización, y Hulk, ya viejo, lo reconocía automáticamente, mediante un rápido examen del porte del contrincante o tal vez a través de otras características más sutiles que flotan en el olor, sin necesidad de una inútil confrontación física. Evidentemente, la reverencia ante el poderoso es un gesto puramente animal del ser humano. En todo caso, la civilización ha modificado nuestro concepto primitivo de “poderoso”, de manera que las personas ya no se inclinan ante alguien de gran envergadura y vigor físicos sino ante el portador de una tarjeta Visa Platinum, por muy enclenque que sea este, y ante otras exhibiciones y parafernalias de poder económico o político. Tampoco hace falta un gran salto conceptual para entender las “reverencias a los dioses” como gestos de perros respetuosos ante alguien temible, con la particularidad de que ese alguien puede muy bien ser obra de la fantasía del propio perro. Un grado más de sutileza es el hacer una reverencia ante alguien considerado igual o incluso inferior, como puede ser una mujer. Esto sí que sería una sublimación del primitivo gesto animal que ciertamente algo tiene de hipocresía o mentira civilizada, de manera que el gesto no tiene ya un significado “literal” de humillación, sino que pasa a ser un gesto simbólico, analógico, cortés. Para terminar, me parece llamativa la casualidad de que el gesto casi universal para asentir (o admitir la derrota) sea humillar la cabeza una o varias veces. Muy posiblemente estas microrreverencias del “sí” tengan un origen animal, y no sería extraño que el agitar negativamente la cabeza sea a su vez un gesto instintivo de desafío e independencia. Gestos enormemente rentables pues, si paramos a pensar, toda relación humana puede reducirse a (o entraña) aceptar o rechazar, y la mayoría de las veces aceptamos o rechazamos irracionalmente: el sí implica sometimiento animal, y lo que en realidad hay detrás del no (sea este brutal e irreflexivo o sutil y alambicado) es la voluntad de dominio. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La verdad revelada

Intenta decir algo que sea verdad... Algo que no te ofrezca ninguna duda, que puedas asegurar con total firmeza que es verdadero...
Entre la maleza de mentiras por la que nos movemos resulta muy difícil reconocer una verdad. Tal vez la verdad tiene exactamente la misma apariencia de una mentira; no resplandece particularmente. Tal vez se mimetiza con las mentiras para protegerse...
La verdad es difícil.
“Yo soy el camino, la verdad, y la vida”, dijo Jesucristo.
Se trata de un atajo formidable hacia la verdad, la religión. Un hombre nos dice que le ha sido revelada la verdad por alguna entidad ultraterrena: un ángel, un espíritu, un demonio, un dios.
Muchos hombres nos dicen que la verdad les ha sido revelada, y estamos ante una situación problemática, porque las verdades reveladas son muchas, y difieren entre sí.
La solución suele ser atribuir la cualidad de verdadera a una sola de las verdades reveladas, y negar como falsas todas las demás. Perseguirlas y exterminarlas, si es posible.
Eso ha ocurrido siempre, y ocurre todavía hoy: las verdades reveladas no pueden coexistir, ni pueden tolerarse. Semejante cosa las vaciaría, las anularía.
Esta es la solución mayoritaria, todavía hoy. Aunque no se trate de una solución. Echarse en brazos de la religión. Pero, ¿cómo argumentar y defender que una de las verdades reveladas es la auténtica y todas las demás son falsas? ¿Cuál es la piedra de toque de la verdadera religión?
Cualquier argumento en este sentido, por muy complejo e intelectualizado que sea, solo puede apoyarse en una fe ciega, irracional.
Durante un tiempo se creyó en el evolucionismo de las religiones; que el progreso afectaba también a esta parcela de la realidad humana. Esta explicación de que lo más reciente es lo mejor convino durante cierto tiempo a las conciencias cristianas. Pero el islamismo es posterior al cristianismo. Pero la umbanda es la religión más nueva de Brasil, y ni siquiera es monoteísta.
La solución minoritaria es la del ecumenismo. No la destrucción, sino el respeto. La conciencia de que es posible que la verdad sea aquello que comparten todas las religiones.
Ahora bien, esto implica aceptar que las religiones son fenómenos abrumadoramente folclóricos, huecos, impuros, contingentes; realidades-cebolla, todo envoltorio, todo ropajes y capas superfluas que esconden en alguna parte la única y diminuta gran verdad.
O bien puede decirse (la versión positiva) que las religiones son múltiples, variadísimos caminos hacia la verdad, todos válidos. Caminos a veces terribles, e infestados de mentiras, pero caminos todos hacia la verdad.
Las verdades reveladas, por tanto, no son verdades, sino caminos, procedimientos, parábolas.
La meta es siempre la misma. Lo que todas las religiones que existen y han existido tienen en común, dice Mircea Elíade, es el sentimiento de lo sagrado. Como todo sentimiento, es algo esencialmente incomunicable. Tan solo entiende lo sagrado quien ha sentido lo sagrado.
Pero esta verdad, esta meta, no le interesa a nadie, ni siquiera a los fieles.
Para los creyentes resultan mucho más prácticas las verdades reveladas, los caminos, que las metas. El fiel no quiere saber qué hay al final del camino, sino cuál ha de ser su próximo paso.
De esta manera, las religiones relegan su esencia, la vinculación con lo sagrado, y se centran en la ética, en la regulación de la vida.
Las verdades reveladas dicen conocer cuál es el mejor y el único camino hacia lo sagrado.
“Yo soy el camino, la verdad y la vida”, dijo Jesucristo.
Pero nos encontramos ante una situación problemática, pues las distintas verdades reveladas proponen recetas éticas que no coinciden.
Actuar para agradar a los dioses es problemático, pues hay tantos dioses, y con querencias tan diversas... Siempre habrá alguno descontento. El ascetismo no es del gusto de los dioses del placer, y nunca ha sido del gusto de ningún papa.
En Brasil hay una continua deserción de las filas del catolicismo a las de los evangélicos.
No se cambia de meta, ni de dios: se cambia apenas de camino.
Nacen católicos, y en algún momento eligen ser evangélicos.
La pregunta fundamental es por qué tantas personas creen que el camino evangélico es mejor que el camino católico.
Han nacido católicos, y no les ha ido bien. Les ha ido mal. No tiene ningún mérito nacer católico. Para ganarse el aprecio de Dios tal vez sea necesario hacer un esfuerzo suplementario, seguir reglas más severas, convertirse trágicamente a una vida más heroica y pura.
El deseo de cambio, de un cambio formidable, superior a las fuerzas de seres humanos comunes, solo se efectiva de forma milagrosa, mediante una conversión agónica que supone un renacimiento.
El que renace como otra persona, con verdadera fe, establecerá en su vida una férrea y sacrificada disciplina que endereza su vida: deja el alcohol, consigue un trabajo, y consigue mantenerlo, paga sus deudas, puede ahorrar y adquirir, mejora su alimentación y su salud, se gana el respeto de la comunidad y de sus hijos... Esto es prueba evidente de que Dios está recompensando el camino tomado, que es el correcto. La verdad revelada evangélica funciona para mucha gente.
Para quien no funciona, lo que ocurre es que la conversión no fue lo bastante sincera. Siempre puede intentarlo de nuevo, o perecer.
La religión aumenta enormemente la esperanza de vida. Y no apenas en este mundo.
“Yo soy el camino, la verdad y la vida”, dijo Jesucristo.

Ofrenda - 2

Ofrenda - 2

Junto a los bosques del morro de São João, una ofrenda de calabaza y de cerveza clara, posiblemente para Oxossi, el silencioso cazador de la espesura.

Virgen rezándose el rosario

Virgen rezándose el rosario

Supersticiones

Las supersticiones arrastran mala fama desde el siglo XVIII, el siglo de las luces, el siglo de la razón. Son bien conocidos los esfuerzos de los intelectuales ilustrados, como el padre Feijoo, por combatir la irracionalidad que entrañaba la superstición.

Sin embargo, con la reacción del Romanticismo (que se prolonga hasta nuestros días) lo irracional se convirtió en un valor en alza. La intuición volvía a ser una fuente válida de conocimiento. Las religiones y las supersticiones sobrevivieron hasta nuestros días, e incluso puede decirse que en los primeros años del siglo XXI han ganado protagonismo histórico encabezadas por los beligerantes fundamentalismos.

La superstición es, en resumidas cuentas, atribuir una causa no local a un fenómeno concreto. Cuanta más distancia y desconexión exista entre la causa  y el fenómeno observado, más claro nos parece que estamos ante una superstición. "Matar una araña provoca lluvia", o "Una cuchara que se cae anuncia la llegada inminente de una mujer", son dos ejemplos de supersticiones populares brasileñas.

Por supuesto, el pensamiento mágico (la creencia en la posibilidad de desencadenar determinados efectos con la fuerza del pensamiento) que se ha considerado la forma más sencilla de religiosidad, cabría perfectamente en la definición que acabo de dar. El problema es que creer en causas no locales de los fenómenos es algo que permea todas las religiones, lo que lleva a que, por ejemplo, religiosos católicos consideren a las religiones afrobrasileñas como creencias supersticiosas fundadas en el error, negándose a ver que el propio cristianismo cojea del mismo pie de las causas no locales: el poder de la oración, o la capacidad del alma inmaterial para interactuar con el cuerpo humano podrían considerarse creencias supersticiosas de seguir a rajatabla mi definición. Y, por supuestísimo, como nada hay más alejado que los planetas y las estrellas, la astrología cayó inmediatamente en el saco de las creencias supersticiosas que buscan causas lejanísimas para los fenómenos más próximos.

Creo, sin embargo, que la acepción más extendida de superstición no es la que sirve para minusvalorar el fenómeno religioso como un todo, sino que hace referencia a una serie de creencias populares -o incluso individuales- no articuladas y no integradas en ninguna religión organizada, que coexisten de hecho con los cultos más extendidos y normalizados. Son creencias sueltas, de origen desconocido y remotísimo, que las personas separan del resto de sus creencias religiosas integradas, pero que respetan tanto o más que estas, por un temor que podríamos llamar "supersticioso". Parecen restos desperdigados de antiguas religiones paganas desplazadas por las grandes religiones dominantes, o incluso tal vez sean verdaderas creencias primitivas, anteriores a las religiones organizadas, muy arraigadas en la cultura popular.

Ya para terminar, lo que resulta más llamativo es que la física más moderna se ha visto obligada a firmar una tregua con la superstición. La superstición, la causa no local, es algo perfectamente real y normal en el mundo subatómico. La paradoja Einstein-Podolsky-Rosen, que quería plantear un imposible, acabó siendo demostrada experimentalmente en los años 70: entre dos fotones que parten en direcciones divergentes existe un misterioso vínculo inmediato, de manera que, aunque ambas partículas estén separadas por años luz, la modificación de una de las partículas afectará instantáneamente a la otra. Que esto ocurre entre las partículas subatómicas, es un hecho. En cuanto a nuestro mundo y a nuestras vidas cotidianas, solo el tiempo logrará conceder a las supersticiones -como la telepatía- el grado de verdad y de mentira que les corresponde.

Mientras tanto, dejemos a las supersticiones en cuarentena.

Precedentes del Santo Daime

A finales de 1856, el español Joaquin de Avendaño, que había destacado principalmente como pedagogo y especialista en educación, emprende un viaje al Ecuador con una misión diplomática. En el espectacular y complicadísimo camino de Guayaquil a Quito, conocerá al coronel Lazerda, asendereado aventurero que le servirá de guía por selvas y montes. Ya una vez en Quito, a lo largo de varias veladas, Lazerda le narrará a Avendaño la etapa de su vida que vivió en las selvas orientales del Ecuador, desterrado, conviviendo con los indios no evangelizados del Napo, como los zaparos o los jívaros, temibles reductores de cabezas.

Tras salir victoriosos en una guerra, los jívaros celebran una ruidosa fiesta que dura seis días con sus noches. El momento más solemne es la recepción de los héroes guerreros cortadores de cabezas por parte del jefe de la tribu, que va administrando a cada uno de ellos una bebida narcótica que los hará dormir durante 24 horas. Al despertar, los guerreros describen públicamente lo que han visto en sueños. Uno de ellos cuenta lo siguiente:

"Eleveme en los aires como las aves de nuestros bosques. Cerníame sobre una bellísima floresta. Selvas donde habitaban nuestros guerreros muertos en el combate, abundaban en aves de brillantisimo y variado plumaje, cuyos cantos alegraban aquellos héroes, cuyas hazañas ya jamás se repetirían por nuestros hijos degenerados: ellos luchaban con los demonios blancos y los vencían: nosotros los halagamos. Aquellos árboles eran tan altos que los rodeaban las nubes. Ricas frutas dulcificaban y humedecían las bocas de los guerreros, cuyas heridas eran suavemente lamidas por los venados de los bosques, ángeles benéficos que los salvaron de la muerte. Había mujeres ocupadas en preparar los manjares en que se recreaban aquellos seres predilectos: la yuca no se secaba jamás, porque la leche de los pechos de aquellas mujeres era inagotable para fecundizar la tierra [...]"

La bebida narcótica que provocó estas visiones del paraíso de los guerreros jívaros era justamente el cocimiento de la aya huasca, o "palo de muerto".

 

(Texto extraído de El Museo Universal, n 42 de 1861)

Ofrenda

Ofrenda

En una encrucijada en forma de T, una ofrenda a una entidad de la umbanda tras ser pateada, posiblemente, por alguien de otra religión que, sin embargo, siente un irresistible temor ante este tipo de manifestaciones.

Por la vela negra y roja podría tratarse de una ofrenda a la Pomba Gira, pero el cigarro puro de considerable tamaño es más propio de Zé Pelintra, pues la Pomba Gira, muy femenina, prefiere los cigarrillos rubios. A ninguno de los dos le desagradaría la botella de cerveza que dejó allí el fiel (o la fiel). Tanto Pomba Gira como Zé Pelintra se asocian al Exú del candomblé, y al demonio del cristianismo, lo que aclara aún mejor el pánico que debió entrarle al viandante que se encontró con esta ofrenda en medio de su camino, apresurándose a patearla para cortar sus efectos malignos.

El carrito de la compra candado al poste, que yo sepa, no tiene nada que ver con la umbanda.

Chico Xavier, o filme

Coincidiendo con el centenario del nacimiento de Chico Xavier, el médium más popular que ha dado Brasil, en abril de este año se estrenó, con notable éxito, una película biográfica sobre este importante divulgador del espiritismo.

No se trata de una narración lineal, sino que se parte del momento de mayor fama del médium, la que alcanzó en el programa de televisión "Pinga Fogo"1 en los años 70, para remontarse una y otra vez a escenas de la infancia y de la juventud, hasta que el pasado confluye con el presente justamente en el programa de televisión.

La figura del médium no es abordada con perfecta neutralidad, sino que la película apoya con varios detalles la tesis de que las psicografías de Chico Xavier eran reales, eran efectivamente dictadas por entidades del más allá. Uno de estos momentos es la escena del niño de ocho o nueve años escribiendo en la pizarra de la escuela, con asombrosa rapidez, un mensaje filosófico absolutamente impropio para un niño tan pequeño. Pero el momento crucial es justamente el desenlace, cuando el personaje interpretado por el popular Tony Ramos, escéptico durante toda la película, en el juicio al presunto asesino de su hijo, se declara ateo y sin embargo dice estar convencido de que una carta psicografada por Chico Xavier, que exculpa al acusado, ha sido dictada por su hijo. Lo que terminó de convencer a este personaje, además de otros guiños familiares, es que en la carta se mencionaba una conversación (más bien monólogo) que el personaje había tenido con su padre en coma.

Las acusaciones de fraude no se silencian en la película, pero se tratan con gran superficialidad y rapidez, de manera que apenas dejan huella en el espectador.

A pesar de que la balanza se inclina decisivamente hacia la tesis de la verdad del espiritismo, la película no es groseramente proselitista ni ha sido ideada como película-homenaje para representaciones privadas o institucionales. Se trata de un producto comercial dirigido al gran público, y que respalda la tesis que probablemente la mayoría quiere escuchar. Sobre todo, tal vez, los no espíritas.

 

(1) En este programa, que batió records de audiencia, disponible en Youtube y del que recojo aquí una muestra, Chico Xavier respondió con brillantez a toda una batería de preguntas que pretendían ridicularizar al espiritismo.

Lista de supersticiones brasileñas

Recojo aquí una serie de supersticiones populares bastante conocidas en Río de Janeiro. Animo a los lectores de este blog a añadir otras supersticiones brasileñas que conozcan en forma de comentarios, en portugués o en español. De esta manera, la siguiente lista pasará a ser una obra colectiva. ¡Gracias!

  • Si se orina con un bebé en brazos, el niño se queda muy prendado de la persona.
  • Para deshacer un nudo muy difícil, hay que pensar en una persona chismosa.
  • Cherecão: manda no marido (pubis abultado en una niña, aún bebé, indica que dominará a su marido).
  • Saco roxo: fertilidad (escroto morado en un bebé, indica fertilidad).
  • Faz mal comer olhando para o espelho (comer mirando al espejo tiene consecuencias negativas).
  • Criança que passa por baixo de perna de adulto, não cresce (si un niño pasa por debajo de las piernas de un adulto, deja de crecer).
  • Picar papel: a mãe morre (si se pica papel, la madre muere).
  • Chinelo virado: a mãe morre (si se deja alguna chancleta con la suela hacia arriba, la madre muere).
  • Andar de costas: a mãe morre (si se camina hacia atrás, la madre muere).
  • Se alguém experimenta a aliança: o casal se separa (si otra persona se pone el anillo de bodas, el matrimonio se rompe).
  • Se alguém se senta na sua cama: o casal se separa (si otra persona se sienta en la cama matrimonial, la pareja se separa).
  • Deixar guarda-chuva aberto em casa: o pai morre (si se deja el paraguas abierto dentro de casa, el padre muere).
  • No se debe medir a los niños con cinta métrica (así se mide a los muertos para hacer el ataúd).
  • Para curar la bronquitis de un niño, meter una lagartija pequeña en una bolsita de plástico, y hacer un colgante con la bolsita: cuando la lagartija muere, la bronquitis está curada.
  • Es falta de respeto no llevar camisa durante la tormenta, y atrae el rayo.
  • Si se compra la cuna antes del nacimiento, el niño muere.
  • Falando de alguém, e aparece: não morre tão cedo (si alguien aparece justo cuando se está hablando de él, es promesa de una vida larga).
  • Varrer o pé, faz a pessoa não casar, ou não casar de novo se já é casada (si al barrer la escoba pasa sobre los pies de alguien, esta persona ya no se casa, o no se casará más veces, si ya está casada).
  • Criança que lambe colher de pau fica fofoqueira (si un niño o niña lame una cuchara de madera, se vuelve chismosa).
  • Cai um talher: se for colher chegará uma mulher; se for garfo chegará um homem; se for faca alguém vai brigar (para cortar o efeito, fazer um X no chão com o talher (cuando se cae un cubierto al suelo, si es una cuchara, indica que está a punto de llegar a la casa una mujer; si es un tenedor, va a llegar un hombre; si es un cuchillo, va a haber una pelea, y para cortar el efecto hay que dibujar una cruz en el suelo con este cuchillo).
  • Contar estrelas apontando com o dedo, da verrugas (si se cuentan estrellas señalando con el dedo, salen verrugas).
  • Poniendo leche de mamona o de pião roxo en la verruga, ésta se cae al día siguiente.
  • Se uma mulher falar alguma palavra junto com outra mulher, uma das duas ficará grávida em breve. A primeira em falar “Vem daí” poderá cortar o efeito. A que não ficou grávida deverá ser a madrinha da criança (si dos mujeres dicen la misma palabra simultáneamente, indica que una de las dos va a quedarse embarazada en breve. La primera de las dos que diga "Vem daí" se libra de quedarse embarazada, y tendrá que ser la madrina del niño que nazca).
  • Comer hormigas es bueno para la vista.
  • Criança na mesa sem batizar, faz mal (que un niño no bautizado esté en la mesa en la que comen los adultos, trae consecuencias negativas).
  • Criança que passa janela vira ladrão (si un niño pasa por una ventana, se convierte en ladrón).
  • Bebe que olha por baixo das pernas, chama irmão (el bebé que mira hacia atrás por debajo de sus piernas, está llamando al siguiente hermano, indica que la madre volverá a quedarse embarazada próximamente).
  • Matar una araña causa lluvia.
  • Si se deja la bolsa en el suelo, el dinero se va.
  • La cera de oído es buena para las picaduras de insectos.
  • Para conseguir al hombre, la mujer se pasa un filete crudo por la entrepierna, luego lo cocina, y por último se lo da para comer.
  • No conseguir mejorar de vida por haber una cabeza de burro enterrada en algún lugar de la casa.
  • Para limpiar espiritualmente una casa, se quema incienso. Los vecinos tienen que abrir todos los grifos para que el mal no se les meta y se quede en sus casas.

Las cámaras de vigilancia de Dios

Las cámaras de vigilancia de Dios

El sagrado baobab del Jardín Botánico... está lleno de ojos.

Se Deus quiser

En nuestros días, cuando los políticos de todos los países "escenifican" sin rubor ante los medios, cuando los asesores de imagen como Duda Mendonça son los que realmente ganan las elecciones, cuando un deprimente pragmatismo enseña que los movimientos amplios de las manos, la mirada firme y sincera, y el tono de voz que va de lo exaltado a lo melodioso, son los factores que verdaderamente cautivan a las masas, en nuestros días, digo, de campañas políticas audiovisuales dirigidas prioritariamente al subconsciente, a nuestra parte más irracional, más brutal, más iletrada y dura de oído, que tiene serias dificultades para comprender palabras de más de dos sílabas, se hace muy necesario, esencial, que los guionistas de los candidatos políticos elijan muy cuidadosamente las "palabras clave" de sus discursos, esas que por pura machaconería, o por efectismo, van a permear las diversas capas de defensa consciente y van a alcanzar a nuestro animal de fondo.

En el penúltimo debate televisivo antes de las elecciones del domingo, que tuvo lugar ante las cámaras de la TV Record, el canditato José Serra, en un momento determinado de su discurso final, afectó un pequeño silencio, y dijo: "Se Deus quiser", y a continuación aún hizo otro silencio, sonriendo, como si estuviera esperando a escuchar la explosión de aquella carga de profundidad, allá a lo lejos. Se le notaba muy satisfecho. Sabía que con esa frase había ganado unos siete millones de votos.

El último debate fue en la Globo. En algún momento, Serra volvió a decir "Se Deus quiser", pero tanto Marina Silva como la ex marxista Dilma Roussef quisieron anular el efecto de esta frase, incluyéndola también en sus intervenciones. "Se Deus quiser", dijo Marina. "Se Deus quiser", dijo Dilma. El único que no quiso apropiarse de Dios, sumándolo a su campaña, el único que no pronunció el santo y seña de los cristianos (católicos y protestantes) fue el candidato Plinio.

Parece ser, por lo que comentan los medios brasileños, que el "Se Deus quiser" que resultó más convincente fue el de la ecologista, y evangélica, Marina Silva, que en el último momento le arrebató algunos millones de votos a la candidata oficialista, Dilma Roussef.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Por las libertades religiosas - 5

Por las libertades religiosas - 5

De la enorme cantidad de políticos que se han sumado a esta marcha reivindicándose oportunamente como umbandistas o candomblecistas mientras repartían folletos y pedían el voto para las inminentes elecciones, es de suponer que algunos tendrán buena fe.

Por las libertades religiosas - 4

Los atabaques y los cantos del candomblé se funden con las canciones católicas.

Vimos también espíritas, judíos, musulmanes, masones...

Lógicamente, determinadas ramas fundamentalistas evangélicas no podían tener cabida... En el site  http://www.eutenhofe.org.br/ leemos que todo este movimiento se originó como reacción a una serie de acciones violentas contra practicantes de religiones afrobrasileñas. Acciones vinculadas a iglesias evangélicas radicales y a mafias armadas.

Por las libertades religiosas - 3

Por las libertades religiosas - 3

El acto estaba muy bien organizado. Llevaba mucho tiempo siendo anunciado en las traseras de los autobuses (que remitían al site oficial del evento: http://www.eutenhofe.org.br/), y se esperaban más de 100.000 manifestantes, teniendo en cuenta la creciente participación de las dos convocatorias anteriores (2008 y 2009). Se ha contado incluso con varios grandes camiones de los llamados "trios electricos" usados originalmente en el carnaval de Salvador Bahía, y que son algo así como inmensos altavoces sobre ruedas.

Por las libertades religiosas - 2

Por las libertades religiosas - 2

Otra imagen maravillosamente chocante... todavía.

Por las libertades religiosas -1

Por las libertades religiosas -1

Pequeño reportaje gráfico de la manifestación de hoy, por el paseo marítimo de Copacabana, contra la intolerancia y a favor de la libertad de cultos.

En nuestros días aún resulta rara esta escena: personas ataviadas con las ropas rituales de las religiones afrobrasileñas, a plena luz del día, por la famosísima Avenida Atlántica de Copacabana.

Digamos que el catolicismo y el espiritismo (también representados en esta marcha) son las religiones de las clases medias y altas, que los cultos evangélicos son más populares, y que la umbanda y el candomblé son las religiones de los negros pobres. Y en una sociedad con el clasismo feroz de Brasil, nadie quiere reconocerse pobre, ni negro...

Casi nadie. 

La danza de Oxum

La danza de Oxum

Tres oganes recién nacidos

Tres oganes recién nacidos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Candomblé - danza circular II

Candomblé - danza circular II

Candomblé - danza circular

Candomblé - danza circular

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres