Blogia
cuaderno de religión

Supersticiones

Supersticiones

Las supersticiones arrastran mala fama desde el siglo XVIII, el siglo de las luces, el siglo de la razón. Son bien conocidos los esfuerzos de los intelectuales ilustrados, como el padre Feijoo, por combatir la irracionalidad que entrañaba la superstición.

Sin embargo, con la reacción del Romanticismo (que se prolonga hasta nuestros días) lo irracional se convirtió en un valor en alza. La intuición volvía a ser una fuente válida de conocimiento. Las religiones y las supersticiones sobrevivieron hasta nuestros días, e incluso puede decirse que en los primeros años del siglo XXI han ganado protagonismo histórico encabezadas por los beligerantes fundamentalismos.

La superstición es, en resumidas cuentas, atribuir una causa no local a un fenómeno concreto. Cuanta más distancia y desconexión exista entre la causa  y el fenómeno observado, más claro nos parece que estamos ante una superstición. "Matar una araña provoca lluvia", o "Una cuchara que se cae anuncia la llegada inminente de una mujer", son dos ejemplos de supersticiones populares brasileñas.

Por supuesto, el pensamiento mágico (la creencia en la posibilidad de desencadenar determinados efectos con la fuerza del pensamiento) que se ha considerado la forma más sencilla de religiosidad, cabría perfectamente en la definición que acabo de dar. El problema es que creer en causas no locales de los fenómenos es algo que permea todas las religiones, lo que lleva a que, por ejemplo, religiosos católicos consideren a las religiones afrobrasileñas como creencias supersticiosas fundadas en el error, negándose a ver que el propio cristianismo cojea del mismo pie de las causas no locales: el poder de la oración, o la capacidad del alma inmaterial para interactuar con el cuerpo humano podrían considerarse creencias supersticiosas de seguir a rajatabla mi definición. Y, por supuestísimo, como nada hay más alejado que los planetas y las estrellas, la astrología cayó inmediatamente en el saco de las creencias supersticiosas que buscan causas lejanísimas para los fenómenos más próximos.

Creo, sin embargo, que la acepción más extendida de superstición no es la que sirve para minusvalorar el fenómeno religioso como un todo, sino que hace referencia a una serie de creencias populares -o incluso individuales- no articuladas y no integradas en ninguna religión organizada, que coexisten de hecho con los cultos más extendidos y normalizados. Son creencias sueltas, de origen desconocido y remotísimo, que las personas separan del resto de sus creencias religiosas integradas, pero que respetan tanto o más que estas, por un temor que podríamos llamar "supersticioso". Parecen restos desperdigados de antiguas religiones paganas desplazadas por las grandes religiones dominantes, o incluso tal vez sean verdaderas creencias primitivas, anteriores a las religiones organizadas, muy arraigadas en la cultura popular.

Ya para terminar, lo que resulta más llamativo es que la física más moderna se ha visto obligada a firmar una tregua con la superstición. La superstición, la causa no local, es algo perfectamente real y normal en el mundo subatómico. La paradoja Einstein-Podolsky-Rosen, que quería plantear un imposible, acabó siendo demostrada experimentalmente en los años 70: entre dos fotones que parten en direcciones divergentes existe un misterioso vínculo inmediato, de manera que, aunque ambas partículas estén separadas por años luz, la modificación de una de las partículas afectará instantáneamente a la otra. Que esto ocurre entre las partículas subatómicas, es un hecho. En cuanto a nuestro mundo y a nuestras vidas cotidianas, solo el tiempo logrará conceder a las supersticiones -como la telepatía- el grado de verdad y de mentira que les corresponde.

Mientras tanto, dejemos a las supersticiones en cuarentena.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Lista de supersticiones brasileñas

Recojo aquí una serie de supersticiones populares bastante conocidas en Río de Janeiro. Animo a los lectores de este blog a añadir otras supersticiones brasileñas que conozcan en forma de comentarios, en portugués o en español. De esta manera, la siguiente lista pasará a ser una obra colectiva. ¡Gracias!

  • Si se orina con un bebé en brazos, el niño se queda muy prendado de la persona.
  • Para deshacer un nudo muy difícil, hay que pensar en una persona chismosa.
  • Cherecão: manda no marido (pubis abultado en una niña, aún bebé, indica que dominará a su marido).
  • Saco roxo: fertilidad (escroto morado en un bebé, indica fertilidad).
  • Faz mal comer olhando para o espelho (comer mirando al espejo tiene consecuencias negativas).
  • Criança que passa por baixo de perna de adulto, não cresce (si un niño pasa por debajo de las piernas de un adulto, deja de crecer).
  • Picar papel: a mãe morre (si se pica papel, la madre muere).
  • Chinelo virado: a mãe morre (si se deja alguna chancleta con la suela hacia arriba, la madre muere).
  • Andar de costas: a mãe morre (si se camina hacia atrás, la madre muere).
  • Se alguém experimenta a aliança: o casal se separa (si otra persona se pone el anillo de bodas, el matrimonio se rompe).
  • Se alguém se senta na sua cama: o casal se separa (si otra persona se sienta en la cama matrimonial, la pareja se separa).
  • Deixar guarda-chuva aberto em casa: o pai morre (si se deja el paraguas abierto dentro de casa, el padre muere).
  • No se debe medir a los niños con cinta métrica (así se mide a los muertos para hacer el ataúd).
  • Para curar la bronquitis de un niño, meter una lagartija pequeña en una bolsita de plástico, y hacer un colgante con la bolsita: cuando la lagartija muere, la bronquitis está curada.
  • Es falta de respeto no llevar camisa durante la tormenta, y atrae el rayo.
  • Si se compra la cuna antes del nacimiento, el niño muere.
  • Falando de alguém, e aparece: não morre tão cedo (si alguien aparece justo cuando se está hablando de él, es promesa de una vida larga).
  • Varrer o pé, faz a pessoa não casar, ou não casar de novo se já é casada (si al barrer la escoba pasa sobre los pies de alguien, esta persona ya no se casa, o no se casará más veces, si ya está casada).
  • Criança que lambe colher de pau fica fofoqueira (si un niño o niña lame una cuchara de madera, se vuelve chismosa).
  • Cai um talher: se for colher chegará uma mulher; se for garfo chegará um homem; se for faca alguém vai brigar (para cortar o efeito, fazer um X no chão com o talher (cuando se cae un cubierto al suelo, si es una cuchara, indica que está a punto de llegar a la casa una mujer; si es un tenedor, va a llegar un hombre; si es un cuchillo, va a haber una pelea, y para cortar el efecto hay que dibujar una cruz en el suelo con este cuchillo).
  • Contar estrelas apontando com o dedo, da verrugas (si se cuentan estrellas señalando con el dedo, salen verrugas).
  • Poniendo leche de mamona o de pião roxo en la verruga, ésta se cae al día siguiente.
  • Se uma mulher falar alguma palavra junto com outra mulher, uma das duas ficará grávida em breve. A primeira em falar “Vem daí” poderá cortar o efeito. A que não ficou grávida deverá ser a madrinha da criança (si dos mujeres dicen la misma palabra simultáneamente, indica que una de las dos va a quedarse embarazada en breve. La primera de las dos que diga "Vem daí" se libra de quedarse embarazada, y tendrá que ser la madrina del niño que nazca).
  • Comer hormigas es bueno para la vista.
  • Criança na mesa sem batizar, faz mal (que un niño no bautizado esté en la mesa en la que comen los adultos, trae consecuencias negativas).
  • Criança que passa janela vira ladrão (si un niño pasa por una ventana, se convierte en ladrón).
  • Bebe que olha por baixo das pernas, chama irmão (el bebé que mira hacia atrás por debajo de sus piernas, está llamando al siguiente hermano, indica que la madre volverá a quedarse embarazada próximamente).
  • Matar una araña causa lluvia.
  • Si se deja la bolsa en el suelo, el dinero se va.
  • La cera de oído es buena para las picaduras de insectos.
  • Para conseguir al hombre, la mujer se pasa un filete crudo por la entrepierna, luego lo cocina, y por último se lo da para comer.
  • No conseguir mejorar de vida por haber una cabeza de burro enterrada en algún lugar de la casa.
  • Para limpiar espiritualmente una casa, se quema incienso. Los vecinos tienen que abrir todos los grifos para que el mal no se les meta y se quede en sus casas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres