Blogia
cuaderno de religión

Bifurcación del magnetizador M. Hume

Bifurcación del magnetizador M. Hume

En la Revista de la Quincena publicada el 15 de noviembre de 1857, cerrando el número 21 de El Museo Universal, Nemesio Fernandez Cuesta sigue dando noticias sobre los preludios del espiritismo (El libro de los espíritus de Kardec se publicó ese mismo año):

"Cosas singulares dicen que vamos a ver en el año entrante. El famoso M. Hume, de cuya existencia dudaron graves autores, y que en el año actual se presentó en Madrid metamorfoseado en un M. de Laroche Lambert, pasó de Europa a los Estados Unidos, de donde era natural, y allí se ha bifurcado, digámoslo así, transmigrando al cuerpo de dos hermanas jóvenes y bonitas que han de venir de Boston a Europa en el primer correo. El alma de Hume al dividirse en dos, dicen que no ha perdido nada de sus cualidades esenciales, y que por tanto ambas hermanas evocan los espíritus, levantan muertos, pronostican lo futuro y descubren los arcanos más recónditos. Un médico de París es el que según cuentan, piensa explotar a estas dos Humes femeninas".

Un poco más abajo, el autor escribe la sentencia: "Nunca es el hombre más crédulo que cuando no cree en nada".

Resulta evidente, una vez más, el tono de mofa del que escribe, reflejo del escepticismo que provacarían estos asuntos entre la población culta de Europa. Muy posiblemente estas dos hermanas de las que se habla son las famosas Fox, que durante muchos años atrajeron la atención del mundo con exhibiciones públicas de su comunicación con espíritus, llegando a ser estudiadas y defendidas por graves hombres de ciencia. La tremenda polémica se dio por finalizada cuando, en 1888, ellas mismas admitieron ante unas dos mil personas que no existía tal comunicación, y mostraron el truco con el que conseguían que los supuestos espíritus respondiesen a las preguntas: crujiendo los huesos de sus pies de manera que pareciesen golpes.

Posiblemente este fraude descubierto hirió de muerte al recién nacido espiritismo europeo, que además no era fácil de diferenciar en aquella época de los espectáculos de ilusionismo como los que prodigaba el famoso norteamericano Mister Hume. Las historias de fantasmas sólo interesaban como ficciones literarias (en el mismo número de El Museo Universal encontramos un cuento titulado "El cuarto del aparecido") pero en cuanto querían traspasar el umbral de la ficción y presentarse como realidades, encontraban el desprecio de los grupos sociales de mayor prestigio, incluyendo los intelectuales. Este estigma de nacimiento aún perdura en Europa, donde el espiritismo no se entiende como una religion sino como una práctica esotérica o un juego de adolescentes que sirve para dar argumentos a las películas de terror.

Sólo en Brasil el espiritismo ha llegado a ser una compleja religión muy respetada, practicada también por personas con formación superior. A esto contribuyó indudablemente el médium Chico Xavier, del que se celebra este año el centenario de su nacimiento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres