Blogia
cuaderno de religión

O Lobo Mau

O Lobo Mau

La religión afrobrasileña del candomblé  recuerda a la grecorromana en el sentido de que en ambos panteones no existe ningún dios decididamente malvado. No se da en ellos la separación tajante entre el bien y el mal. La bondad pura y la maldad absoluta no encarnan en dos entidades irreconciables, como pueden ser Caperucita frente al Lobo Feroz, los Estados Unidos frente al Eje del Mal, o como el azul frente al rojo en las espadas láser de Luke Skywalker y Darth Vader o en las corbatas de Rajoy y Zapatero.

Las primeras Historias de las Religiones consideraban que el monoteísmo, como resultado de la evolución, era la forma de religiosidad más avanzada y perfecta, mientras que el politeísmo africano no pasaba de un curioso resto arqueológico de gran interés para la antropología, de una muestra milagrosamente conservada de formas muy primitivas de religión.

Sin embargo, no sería del todo disparatado establecer una analogía entre las religiones con un único dios y los sistemas políticos de partido único: en ambos casos, sólo hay una Verdad posible (y ya definida), por lo que no se toleran las discrepancias internas... ni las externas. En ambos casos es habitual el expansionismo, tal vez por aquello de que la mejor defensa es el ataque. Por su parte, el politeísmo implica variedad de perspectivas, versiones y opiniones, y una especie de tolerancia sistemática a lo diferente.

Por tanto, especialmente en nuestro tiempo, caracterizado por las dudas, el relativismo, y las visiones parciales y fragmentarias, el politeísmo resulta una forma de religiosidad sorprendentemente actual, y civilizada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Diego -

¡Qué dices, David! Yo te agradezco sinceramente tus comentarios. Y es un gusto que en un blog se pueda corregir indefinidamente un texto, y volver a publicarlo de forma inmediata. Además, poco a poco yo también he dejado de ser dogmático en esto de la escritura, es decir, he acabado asumiendo que no existe el texto perfecto, intocable, dictado por la inspiración o por las musas, y que siempre se podría mejorar algo. A pesar de que, como todo escritor, tengo un ego continental, hasta el punto de abrir un blog considerando que tengo ideas muy interesantes que todo el mundo debería leer, con el tiempo me salió ese uno por ciento de humildad, como una especie de peca.
Otra cosa curiosa en cuanto a esto de la escritura es que los teóricos de la literatura más recientes defendían que el texto, una vez publicado, ya no pertenecía al autor y pasaba a ser de los lectores, con lo que dejaba de tener importancia lo que el autor había querido decir. A partir de entonces, la intención del autor se entendendería como una mera interpretación más del texto, no la mejor, ni la más interesante o convincente.
Esto aún sirve para las publicaciones en papel, pero no para el nuevo fenómeno de la escritura en blogs: el escritor de blogs, mientras viva, puede modificar indefinidamente sus textos, a partir de los comentarios que recibe, para ajustarse cada vez más a aquello que quería comunicar.
En fin, se me ha ido un poco la mano con la respuesta, pero es que a veces no es fácil parar.
Seguimos hablando.

David -

Es una pena que este año haya renunciado a la tutoría en mi centro. Porque, no sé cómo lo consigues, pero todas tus reflexiones darían mucho juego para la polémica, el debate. Y este último no es una excepción, desde luego.
Comparto contigo la prudencia -por no decir el recelo- ante cualquier dogmatismo, pues la Historia ofrece sobrados ejemplos de con qué facilidad los monoteísmos derivan en fanatismo.
El problema de planteamientos más abiertos, a cambio, es el riesgo de un cierto relativismo, de modo que cada uno busque una "divinidad a la medida". (Aunque eso también pasa, en cierto modo, con el catolicismo, respecto a las ideas sobre Dios)
P.D.: Diego, con mi anterior comentario no pretendía que modificaras tu texto, ¡me siento culpable!
Y me hace mucha ilusión que alumnos brasileños esténn leyendo el libro. Muchas gracias, ya hablaremos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres